miércoles, junio 19, 2024

Cumbre del PRO: por pedido de Macri, bajarán el tono de las peleas en público, pero se mantienen las diferencias

586
SHARES
3.3k
VIEWS

Te puede interesar

La cúpula del PRO volvió a reunirse este lunes por la tarde en Palermo en donde el principal eje del cónclave fue evitar, con el eco los resultados de las tres elecciones provinciales del domingo, que las internas del macrismo generen que l marca de Juntos por el Cambio (JxC) se impregne de la sensación de ser el “mariscal de la derrota”. La bandera que empezarán a agitar para instalar el concepto, tomando a los comicios de La Rioja como estandarte, es que el espacio del economista Javier Milei es funcional al kirchnerismo.

Calculadora en mano, con los resultados de ese distrito, en el PRO masticaron la bronca ante los guarismos que obtuvo Martín Menem, el postulante a gobernador del libertario, que le permitieron al Frente de Todos para arrebatarle la intendencia a Inés Brizuela y Doria. Por eso, se congregaron en un lugar conocido para el macrismo en barrio porteño, la titular en uso en licencia del partido, Patricia Bullrich, el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, el expresidente Mauricio Macri, la diputada María Eugenia Vidal y sus pares de la Cámara baja, Cristian Ritondo Diego Santilli, más el exsecretario de la Presidencia, Fernando De Andreis. Estuvieron más de hora y media reunidos para analizar las recientes elecciones y las cinco que vendrán el próximo superdomingo del 14M.

“Queremos bajar tensiones y el ejercicio de juntarnos lo va a lograr. Y obvio trabajar para ver donde más lugares podamos ponernos de acuerdo”, remarcó ante Letra P uno de los presentes en el encuentro. Todas las figuras que sentaron en la mesa concluyeron que Macri “bajó 1.000 revoluciones” en comparación al encuentro que mantuvieron la semana pasada en la casa del exministro de Trabajo, Jorge Triacca. La tensión por la interna por la sucesión de Larreta en la Ciudad levantó la temperatura de aquella cumbre.

Ahora los mancomunó el fantasma que dejaron las urnas en La Rioja, como también las de Neuquén: en ambos comicios, sostiene la cúpula PRO, la Libertad Avanza, resaltó funcional al kirchnerismo. El desafío es que el escenario no se replique a nivel nacional, concluyeron.

Larreta primereó y ya salió de forma directa a remarcar que Milei oficia como una “colectora de los K”. A pesar de su sintonía temática con el libertario, según reconstruyó este portal, Bullrich hará lo mismo, pero de forma más gradual.

En el temario del cónclave también se incluyó la importación del diputado José Luis Espert a la coalición, después de que los demás socios de JxC ya le hubieran dado la bienvenida, pero el PRO pretende que el exsocio de Milei firme como condición que anuncie, de forma escrita, si competirá en la elección presidencial o en la Ciudad.

Como nota aparte, la disputa del pago chico volvió a estar presente, aunque a diferencia con lo hablado en la reunión en la casa de Triaca, en donde se habían puesto sobre la mesa que el PRO tiene que tener un sólo candidato en las PASO para la jefatura de Gobierno, ahora acordaron apurar una resolución. A más tardar a fin de mes, se acordará si habrá una interna entre dos candidatos amarillos: Jorge Macri Fernán Quirós.

“Una vez que terminemos esa interna, se avanza en ver si podemos alcanzar un acuerdo para la provincia de Buenos Aires. Pero ahí hay más margen”, agregó otro de los dirigentes presentes, en referencia a la otra cuestión aún por resolver, si Santilli se enfrentará a Ritondo en una pulseada para la gobernación.