domingo, mayo 26, 2024

El proyecto de dolarización de Javier Milei ahora contempla usar la plata del colchón

587
SHARES
3.3k
VIEWS
El presidente Javier Milei sacó a relucir el “plan colchón”. Ante el establishment que lo escuchó en el hotel Four Seasons, afirmó que en un contexto de competencia de monedas, la gente aportaría los ahorros en dólares que tiene fuera del sistema bancario y que eso ayudaría a remonetizar la economía.

La nueva estrategia es producto de la falta de reservas en el Banco Central, lo que impide llevar a cabo una dolarización directa a través del canje de los pesos circulantes.

“Conforme podamos seguir avanzando en este sistema, de banca libre, de mercado de capitales profundos que vayan hacia un sistema completo y hayamos frenado la emisión por redescuentos, la emisión por pasivos remunerados, la emisión para financiar al fisco, directamente tenemos tipo de cambio libre, con la cantidad de dinero fija y si es necesario que ingrese más dinero al sistema lo van a ingresar los propios agentes. Por ejemplo, van, abren el colchón y empiezan a hacer transacciones”, detalló el mandatario en el IEFA Latam Forum.

“La monetización de la economía la van dando los propios individuos”, planteó Milei. El Gobierno sigue la hoja de ruta trazada: apertura del cepo cambiario, freno total de la emisión en moneda nacional, un esquema en el que el peso y el dólar convivan como monedas de curso legal, hasta llegar a una dolarización de hecho; muy distinta a la que planteaba el gurú Emilio Ocampo.

No hay plata: las dos dolarizaciones

Ocampo, que inspiró a Milei e incluso llegó a ser nombrado de palabra como titular del Banco Central, planteaba eliminar el curso forzoso del peso y volcar las reservas internacionales de la autoridad monetaria en reemplazo de la base monetaria en pesos. Esto se daría luego de conseguir las divisas faltantes a través de una ingeniería financiera que pondría activos de gran valor como el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) o las acciones de YPF.

Con la llegada de Toto Caputo al ministerio de Economía, Ocampo fue eyectado de La Libertad Avanza y, con el correr de los meses, el Gobierno fue cambiando el discurso pasando de la dolarización a la competencia de monedas, en la que la divisa estadounidense posea valor de cambio en el consumo interno, al igual que el peso.

Lo que tienen en común uno y otro sistemas es que la totalidad de los dólares necesarios no están de forma física en las arcas del Central y que la plata de “abajo del colchón”, en referencia a los ahorros, siempre estuvo en los planes. “Los argentinos tienen u$s240 mil millones fuera del sistema. Una vez relanzado el sistema financiero, de forma confiable y eficiente, la gente sola va a ir a depositar sus dólares a los bancos, porque los va a necesitar”, anticipó a Letra P una fuente del equipo económico libertario durante la campaña electoral.

¿Cuántos son los dólares de “abajo del colchón”?

El INDEC estimó a septiembre de 2023 que quienes viven en el país tienen unos u$s256.591 millones, con un incremento importante entre los gobiernos de Mauricio Macri Alberto Fernández y exponiendo una fuga de divisas enorme. Mientras el BCRA tiene sus reservas en rojo, los privados tienen fondos invertidos en propiedades o inversiones financieras en el exterior por una cifra récord de alrededor de la mitad del PBI.

Te puede interesar

El proyecto de blanqueo de capitales que incluyó Milei en la rechazada ley ómnibus y el borrador que circula del nuevo proyecto XS, apunta a esos fondos de los privados no declarados. La iniciativa prevé que todos los fondos ingresados en el sistema financiero argentino se regularizarán de forma gratuita si son mantenidos dentro del sistema hasta 2026 y sólo pagarán una multa los montos superiores a u$s100.000 si se retiran antes de esa fecha.

La regularización de activos es un tema sensible en la normativa que aún se negocia en el Congreso, dado que la posibilidad de blanquear bienes de testaferros puede complicar su aprobación e incluso provocar que se retire del texto.

El camino a levantar el cepo

Hasta ahora, el Gobierno confirmó el rumbo hacia una dolarización de hecho y tanto Milei como Caputo aseguran un levantamiento del cepo a mitad de año, o tal vez antes. En una reunión en la Casa Rosada, el Presidente le contó al Grupo de los Seis que su intención es levantar las restricciones cambiarias en mayo. Así lo reveló el titular de la Bolsa de Comercio, Adelmo Gabbi.

Para entonces, la administración libertaria pretende engrosar las reservas del Central con acumulación de compras en las ruedas diarias del Mercado Único y Libre de Cambios (MULC); con la liquidación de divisas de la cosecha gruesa de oleaginosas de abril; y un financiamiento por u$s15.000 millones que podría conseguir del Fondo Monetario Internacional (FMI).

La cuenta, por ahora, no cierran. En dos visitas de altos funcionarios del Fondo, ni la número dos Gita Gopinath ni el director del Hemisferio Occidental Rodrigo Valdés confirmaron avances en la negociación por un financiamiento de dólares frescos e incluso, el organismo dejó entrever esta semana que es “prematuro” discutir los detalles de un nuevo programa.

La acumulación de reservas en el BCRA dependerá de qué tan cuantioso sea el ingreso del complejo agroexportador. “Los empresarios de la soja especulan con una nueva devaluación para soltar la liquidación”, contó a este medio una fuente de la City porteña, sobre la base de reclamos de un tipo de cambio atrasado respecto a la inflación. Además, la demanda de importaciones comenzará a agilizarse en las próximas semanas a medida que avancen los esquemas escalonados de acceso a las divisas que creó esta gestión.

Fuente LetraP.com.ar